JUGO DE MAIZ

La medicina natural cubre muchos aspectos de la salud y consigue equilibrar, reducir o eliminar cualquier dolencia que tengas. Respecto al corazón y al colesterol, necesitamos saber que existen muchos remedios naturales que nos pueden ayudar, sin embargo, si a estas dos condiciones le sumamos el envejecimiento precoz, podemos determinar de inmediato qué medicina naturopática necesitamos.

Es jugo de maíz, que tiene propiedades curativas como antioxidantes, ácido fólico, vitaminas A, B y C, y minerales como magnesio y fósforo, que combaten el colesterol malo, los problemas cardíacos y el envejecimiento lento.

Propiedades del maíz:
El maíz es un alimento muy completo que contiene principalmente vitaminas A, B y E, así como innumerables minerales, que favorecen el metabolismo en el organismo. Por este motivo es beneficioso para combatir diversas enfermedades como la diabetes o problemas de hipertensión.

Antioxidantes:
Se sabe que el maíz es una fuente importante de antioxidantes que previenen la formación de radicales libres y, por lo tanto, las enfermedades cancerosas. Algunos de sus compuestos clave se han utilizado con éxito para combatir los tumores en el cáncer de mama y de próstata. La cocción del producto, por cierto, aumenta sus propiedades antioxidantes.

Vitaminas:
Al ser un alimento muy completo en vitaminas, su consumo es vital para un correcto desarrollo del sistema nervioso en cualquier etapa de la vida. Es rico sobre todo en vitamina A, nutriente esencial para el buen funcionamiento de los ojos y la frescura de la piel. Se recomienda a las mujeres embarazadas que lo incluyan en su dieta, ya que ayuda al crecimiento integral del feto.

Minerales:
El maíz es rico en diferentes minerales, como: cobre, hierro, magnesio, zinc y fósforo. El hierro previene la aparición de anemia. El magnesio es excelente para mantener una buena salud cardíaca. El fósforo, por su parte, interviene en el crecimiento del tejido óseo.

Ingredientes:
-Dos cucharadas de cacao en polvo
-Dos cucharadas de harina de maíz
-Tres cucharadas de azúcar morena

-Media cucharada de anís triturado
-Media cucharada de canela
-Una taza de leche desnatada
-Un vaso de agua
-Mezclar todos los ingredientes en un cazo lo suficientemente grande para que tengas la libertad de mezclar, ya que es necesario que el resultado no tenga grumos.

Cuando hayas combinado cada componente, coloca el recipiente en tu cocina y lleva a fuego lento, batiendo siempre la mezcla para que no se pegue a la olla.